Inician en febrero las capturas de diversas especies marinas, mientras que para otras inicia su periodo de veda

Conapesca informa que en el Océano Pacífico podrán ser aprovechados el abulón, la lisa y el ostión

Mientras que para el Golfo de México queda prohibida la captura de lisa, liseta y mero, al igual que el pescado blanco en Chapala y la Langosta en Baja California

Durante el mes de febrero en el Océano Pacífico se abre la temporada para el aprovechamiento de algunas especies marinas como son el abulón, la lisa y el ostión, mientras que en el Golfo de México inicia la veda para capturas de la lisa, la liseta y el mero, al igual que el pescado blanco del lago de Chapala y la langosta en la Zona I de la costa occidental de la Península de Baja California.

Información de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA, basada en estudios del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (INAPESCA), señala que el recurso abulón es considerado como uno de los de mayor importancia a nivel regional, nacional y en el mercado de exportación, generando su comercialización un impacto sustantivo en la creación de empleos directos e indirectos, tanto en las actividades conexas como en la generación de divisas.

Estas especies se desarrollan principalmente en la costa occidental de la Península de Baja California, favorecidos por las condiciones ambientales marinas, entre las que destaca la temperatura.

De acuerdo al INAPESCA, la extracción de abulón (organismos del género Haliotis), podrá realizarse a partir de las 00:00 horas del 1 de febrero en la Zona II y III en Baja California Sur, y deberán suspenderse las actividades a las 24:00 horas del 31 de agosto.

Otro recurso que podrá pescarse de febrero a noviembre en las aguas litorales de los estados de Baja California, Baja California Sur, Sonora, Sinaloa, Nayarit y Jalisco es la lisa (Mugil cephalus).

La lisa constituye uno de los recursos pesqueros de mayor distribución en los litorales mexicanos, ya que es un producto al alcance de la mayoría de las personas debido a su bajo costo, lo que, aunado a su sabor y su calidad en términos nutricionales favorece su alta demanda.

También, a partir de las 00:00 horas del 16 de febrero inicia el periodo de aprovechamiento del ostión de placer (Crassostrea corteziensis) en aguas marinas y estuarinas del sur de Teacapán, Escuinapa, Sinaloa, pertenecientes al Sistema lagunar costero Teacapán-Agua Brava, que es uno de los sistemas lagunares estuarinos de mayor importancia del litoral del Océano Pacífico en lo que respecta a productividad pesquera, biodiversidad y aportación de nutrientes a la zona marina. La extracción de este molusco deberá suspenderse las 24:00 horas del 14 de julio.

En el litoral del Golfo de México la lisa, la liseta y el mero se mantienen en veda durante febrero, al igual que el pescado blanco del lago de Chapala y la langosta en la Zona I de la costa occidental de la Península de Baja California.

En Tamaulipas, en la zona marina y Laguna Madre, lisa (Mugil cephalus) y la liseta o lebrancha (Mugil curema) se mantienen en veda durante el mes de febrero y en Veracruz, desde el río Tuxpan y la laguna de Tampamachoco hasta el río Pánuco.

De igual forma, el mero estará vedado durante febrero y marzo en los litorales de Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo, hasta el límite de la Zona Económica Exclusiva.

Por otra parte, el pescado blanco (Chirostoma sphyraena) del lago de Chapala, ubicado entre Jalisco y Michoacán, iniciará su veda temporal durante febrero y marzo.

En tanto que para la langosta (Panulirus spp), la cual se distribuye en Zona I de la Península de Baja California, su extracción quedará suspendida a partir de las 00:00 horas del 16 de febrero, medida que se extiende hasta las 24:00 horas del 15 de septiembre.

Los periodos y zonas de veda anteriores se establecen conforme a lo dispuesto en la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables y tienen el objetivo de proteger a los organismos durante sus etapas reproductivas más intensas y, en muchos casos, se establecen para la protección de hembras grávidas, neonatos, juveniles, puesta y cuidado de huevos (“freza”) y en otras condiciones de vulnerabilidad.

Estos períodos de no pesca se emiten con el soporte técnico provisto por el Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura.

Fuente: Conapesca

Fabian García

Apasionado del mundo de la acuicultura.

Deja una respuesta