Anuncia Agricultura iniciativa para obtener la declaración de indicación geográfica “Pulpo Maya de la península de Yucatán”

  • El secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Villalobos Arámbula, dio inicio a la conformación del grupo de trabajo para establecer la indicación geográfica (IG) de esta “joya de la península de Yucatán”.
  • Con esta denominación se busca incrementar las prácticas de producción sostenibles en el sector dedicado al aprovechamiento, comercialización y distribución de este molusco endémico de las aguas mexicanas.
  • Con la indicación geográfica –cuya finalidad es proteger como propiedad intelectual a los alimentos, bebidas y productos agrícolas– también se genera prosperidad y bienestar a quienes forman parte de la cadena productiva y a las zonas rurales.
  • De obtenerse la indicación geográfica, el pulpo Maya se sumaría a productos como el tequila, mezcal, café, cacao y chile habanero, que a nivel internacional contribuyen a dar identidad a México y cuentan con reconocimiento mundial.

La Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural dio comienzo a la iniciativa para obtener y promover la protección del pulpo Maya mediante la declaración de indicación geográfica (IG): “Pulpo Maya de la península de Yucatán”, anunció el titular de la dependencia federal, Víctor Villalobos Arámbula.

Precisó que con la obtención de esta indicación geográfica se incrementará el valor y la demanda de este molusco en los mercados nacional e internacional y, al mismo tiempo, se fortalecerá la identidad, el bienestar y el orgullo de los pescadores yucatecos.

De manera que el pulpo Maya se consolidará como una joya de la península de Yucatán y será un verdadero orgullo nacional, abundó el funcionario, al poner en marcha un grupo de trabajo para la obtención, promoción y difusión de la declaración de indicación geográfica del pulpo Maya de la península de Yucatán.

Para lograr la IG se requiere un estudio técnico que demuestre las características distintivas del pulpo Maya y un reglamento de uso, que defina los criterios de calidad, trazabilidad y control, así como el apoyo legal y normativo para registrar el distintivo ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI), detalló.

En una reunión de trabajo, el secretario explicó que este grupo contará con la participación de directivos y colaboradores de los Centros Regionales de Investigación Acuícola y Pesquera del Instituto Nacional de Pesca y Acuacultura (Inapesca), organismo que coordinará los trabajos.

El grupo de trabajo técnico está integrado por representantes de Campeche, Yucatán y Quintana Roo, de productores, comercializadores, exportadores, promotores del consumo responsable de productos pesqueros y especialistas en la pesquería, apuntó.

Resaltó que este paso obedece a la necesidad de diferenciar los productos mexicanos agroalimentarios en el mercado nacional e internacional y, con ello, ofrecer a los consumidores una garantía de las características y particularidades que les confiere su origen.

La indicación geográfica es la herramienta que permitirá lograr esa diferenciación y ayudará a resaltar las técnicas con que tradicionalmente se producen los productos mexicanos, abundó Villalobos Arámbula.

Expuso que la indicación geográfica –cuya finalidad es proteger como propiedad intelectual a los alimentos, bebidas y productos agrícolas– también traerá prosperidad y bienestar a quienes forman parte de la cadena productiva y a las zonas rurales.

Villalobos Arámbula recordó que el tequila, el mezcal, el café, el cacao y el chile habanero son algunos de los productos más reconocidos en México y cuentan con reconocimiento a nivel internacional, y destacó que en esta ocasión toca el turno al pulpo Maya.

Este crustáceo es de color rojizo y es una especie marina endémica de la península de Yucatán, cuya captura se realiza con el gareteo –método de producción único en su tipo, que es desarrollado localmente y amigable con el ambiente—, lo que ha permitido la sostenibilidad de la pesquería a pesar de su crecimiento, explicó.

Villalobos Arámbula recordó que esta región es muy apreciada por su abundante biodiversidad terrestre y marina y es también generadora y sustento de sectores productivos, con impacto directo en la región.

El director general del Inapesca, Pablo Arenas Fuentes, resaltó la importancia de esta iniciativa para la península y el país, con características gastronómicas distintivas, de una joya de producto del mar mexicano que la naturaleza dotó y que concentrará un trabajo técnico y de promoción para lograr su indicación geográfica.

Destacó que en esta iniciativa –que será coordinada por el Inapesca- se tuvo una activa participación de los gobiernos estatales, los productores y representantes de la pesquería, quienes la realizan con una visión de producción, captura y comercialización sustentable.

Festejó el inicio de los trabajos del grupo técnico, que tienen lugar en el marco de la celebración del 61 aniversario del Inapesca, para lograr el reconocimiento nacional e internacional de la pesquería única de pulpo Maya en la península de Yucatán.

El director general del IMPI, José Sánchez Pérez, manifestó el interés de apoyar, acompañar y participar en este grupo de trabajo con una estrategia definida en la planeación y en atención a los sectores prioritarios en la región del sur sureste, con el fin de fortalecer los procesos productivos como son el mango Ataulfo y el pulpo Maya.

Informó que este organismo público, descentralizado de la Secretaría de Economía, acerca sus servicios al sector primario nacional que se centra en las denominaciones de origen y otras categorías, como la indicación geográfica, que es reconocida en 190 países.

El representante del IMPI, Aldo Fragoso Pastrana, explicó que la declaratoria de indicación geográfica es la más adecuada para este producto porque tiene la misma protección, mayor control y es válida a nivel Internacional como una figura de derecho de propiedad.

Detalló que el IMPI ha trabajado 18 denominaciones de origen y entre ellas se encuentran: tequila, mezcal, chile habanero de Yucatán, café de Chiapas, arroz del estado de Morelos y vainilla de Papantla, y expuso que también se suman cuatro de indicación geográfica: tallas de madera, cajeta de Celaya, Tapetes de Teotitlán y seda de Cajonos.

El director del Centro de Investigaciones del Inapesca en Campeche, Saúl Pensamiento, resaltó que  el pulpo Maya es único en el mundo, con características biológicas que destacan por su morfología, y su captura se realiza a través de la técnica de garateo, que también es excepcional y que contribuye a la sustentabilidad del recurso y su hábitat.

La investigadora del Inapesca, Alicia Poot Salazar, refirió que la captura del pulpo Maya se desarrolla bajo permisos de pesca comercial para abonar a una actividad productiva sustentable, con un proceso de veda.

Informó que en los últimos años se registra un incremento en su producción, que en 2022 fue de prácticamente 24 mil toneladas y un valor comercial de 100 millones de dólares, con exportaciones a Italia, España y Portugal.

En la reunión también participaron representantes del Consejo Mexicano de Promoción de los Productos Pesqueros y Acuícolas (Comepesca) y de la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (Conmecop).

Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural | Septiembre 03, 2023.

Fabian García

Apasionado del mundo de la acuicultura.

Deja una respuesta